El pasado septiembre el Ministerio de Cultura concedió, por primera vez, el Premio Nacional de Ilustración a Arnal Ballester. Hasta ahora, se concedía un premio a las mejores ilustraciones de libros infantiles y juveniles (de hecho, Ballester lo recibió ya en 1993), lo que situaba este premio un escalón por debajo de sus homólogos en otras disciplinas. Esta decisión, unida a la de conceder por primera vez un Premio Nacional de Cómic (Max fue el galardonado), supone un importante reconocimiento a la profesión del dibujante.

Arnal Ballester (Barcelona, 1955), lo merece sin duda. Este veterano autor, que comenzó a trabajar en los sesenta, es uno de los ilustradores en activo fundamentales. Con decenas de libros en su haber y una intensa actividad como ilustrador de prensa, es también profesor en la Escola Massana d’Art i Disseny de Barcelona.

Cualquiera de sus libros merece descubrirse, pero nosotros citaremos especialmente “No Tinc Paraules” con la editorial valenciana Media Vaca, y “Vista Cansada” con Sinse Ntido.

En su web, mucha más información: www.arnalballester.com

  →